RSS

Viaje Tanger-Fez

18 Ago

Cogimos una oferta que eran 4 días 3 noches a Tánger, por 60€ en un hotel 4* en primera línea de playa. Cuando coges el ferry desde Algeciras, sabes que te embarcas en una aventura. Llegamos al puerto y nos esperaba un chófer, Mustafá, que ya nos acompañaría el resto de los días, si precisábamos de sus servicios.

El hotel se llama Salazar, debió ser una maravilla, pero ahora se encontraba algo abandonado. Eso sí, estaba en 1ª línea de playa, el desayuno era tipo buffet y por la noche podías disfrutar del piano-bar.

tanger-medina.jpgEsa primera noche, yo me vestí con un traje típico de fiesta y salimos a cenar a un restaurante típico, normalito, llamado el STOP. Por supuesto yo sólo hablaba con mi novio y nunca se dirigía a mí el camarero. Comimos bien y me alegró ver que una pareja de allí también había salido a cenar, es decir, las mujeres también podían ser vistas por la noche, aunque no era lo corriente (el restaurante albergaba casi todo hombres).

Al día siguiente decidimos adentrarnos en la medina de Tánger y para ello contratamos un guía local que nos enseñó todo con mucho esmero, pero a parte de pagarle tuvimos que darle un reloj. Esta práctica es muy común allí, por lo que no olvidéis comprar relojes de esos de 6€ y les dejaréis muy contentos. De la medina de Tánger podemos destacar el restaurante Al-Andalus, la fábrica de alfombras, las fortificaciones y vistas desde la parte superior.

Acordamos con Mustafá un viaje a Fez (en Marruecos se dice Fes) por 250€ y la verdad es que nos encantó porque además paramos en varios pueblos y él nos relataba historias en cada lugar. Por ejmplo, existe una montaña de la que emanan aguas calientes donde se bañan camino a Fez y las mujeres lo hacen en piscinas separadas con una camiseta, ya que allí les está prohibido a los hombres verles la espalda. Esto de contratar un taxi para viajar es una práctica muy usada y barata, sobre todo si sois varias personas. De esta manera viajáis cómodamente en vuestro taxi de lujo, que en nuestro caso era un Mercedes Beige antiguo y sin calefacción. Eso sí, cuidado con la policía. ¡Nos pararon 7 veces para pedir propinas!.

En este caso Mustafá nos buscó una guía oficial que nos mostraría Fez y menos mal, porque aquello es mucho más grande que Tánger.

Fez es una ciudad singular ya que es el centro religioso, artístico e intelectual de Marruecos. Al principio fue una pequeña ciudad Berebere construida en la margen derecha del río, llamada Madinat Fas (de aquí Fes). Fue fundada por Idris I en el 789 y más tarde ampliada a la otra margen del río por Idris II en el 809. Fue Yusuf Ibn Taxufin quien unió en un único recinto fortificado las dos ciudades.

El palacio real de la nueva Fez, llamado de las 7 puertas (por los 7 símbolos de la providencia), marca la entrada a una curiosa calle que está a su derecha, que recoge las 3 influencias principales que ha tenido Fes. En el 817 se instalaron unas 800 familias huidas de Córdoba y dejaron sus balcones; algo más tarde árabes y judíos trajeron sus famosos arcos y los bereberes dejaron de legado el verde de los tejados.

La cerámica vidriada de Fez es tradicional. Se caracteriza por su ornamentación geométrica o floral de color azul oscuro sobre fondo blanco. También se fabrican los azulejos para los mosaicos. Puedes verlos trabajar en cada una de sus etapas en El barrio de los alfareros. El precio de aquí se regatea menos porque es un sitio oficial. También se ve a los niños como aprenden el oficio.

fez.JPG

La medina, con sus calles estrechas, su infinidad de olores, de colores y el bullicio de la gente, es sin duda el lugar con más vida de Fez. Es obligado el comprar turrón, ya que Marruecos es la cuna del mismo.

Curtidurías de Chavara: es todo un espectáculo. Los tintes son naturales y ves las tinajas de colores desde las tiendas de alrededor. Hay un olor especial que persiste durante días en las pieles que compras allí. El regateo, casi a 1/3 de lo que te dicen, como en todos los sitios. Es un sitio digno de visitar, ya que dista mucho de ser cómo las fábricas que conocemos ahora.

La Madraza de Attarin: la más bella de Fez. Las madrazas servían para acoger a los estudiantes forasteros y que tuvieran el sosiego y recogimiento necesario para dedicarse al estudio y las prácticas piadosas. Era el complemento de cualquier mezquita mayor que impartiera enseñanzas islámicas.

La Mezquita de Al-Qarawiyin: la universidad. Llegó a albergar a 8000 estudiantes. No está permitido es paso a los no musulmanes. Tienen 12 puertas de entrada, repartidas por la medina. Fue la primera universidad en impartir Psiquiatría.

Tras esta visita, ya nos volvimos en el taxi hacia Tánger. De camino Mustafá nos paró en la ciudad de Asilah.

asilah.jpgAsilah es una pequeña ciudad donde vive mucho español (según nos dijo Mustafá). Está fortificada y sus murallas fueron construidas en el siglo XV por los portugueses. Parte de estos muros, dan directamente al mar. Asilah tiene calles embaldosadas y casas blancas con zócalos, ventanas y puertas de color azul. ¡Es un encanto!.

Ya estábamos en nuestro último día allí, después de todo lo vivido. Para finalizar, antes de coger el Ferry nos adentramos solos en la Medina. Una experiencia única, ya que si existe una frase que te repiten hasta la saciedad es esa de “España y Marruecos hermanos” y mientras te lo dicen, te ofrecen hachís y llevarte a las plantaciones de Marihuana.Te persiguen para venderte ésto, hasta tal punto, que un cojo vino corriendo con las muletas.Como era viernes, muchas tiendas estaban cerradas y veías a los marroquíes arrodillados con sus alfombras tendidas al lado de la mezquita rezando. Pero si algo lo quieres de verdad, a nosotros nos abrieron una tienda, es cuestión de preguntar si alguien sabe dónde está el dueño porque le quieres comprar una cosa.

A mí, como me gusta mucho mezclarme en la cultura del país, al segundo día se me ocurrió la idea de comprarme una chilaba para pasar más desapercibida. Es muy útil, ya que la chilaba tiene dos aberturas en los laterales y tú puedes manejar dinero u otras cosas, debajo de ella, sin que nadie sepa en realidad lo que tienes. Fue muy curioso, ver como un vendedor que intentaba que mi novio le comprase una tetera de ámbar (que siendo yo la interesada en ella, no me hablaba), cambiase rápidamente su forma de actuar, cuando se enteró que yo tenía el dinero…me hizo mucho la pelota, ¡como en Pretty Woman!.

Ya en el barco de vuelta y vestida de gala con un caftán, pensaba en Marruecos, como ese sitio donde conviven pasado y presente, de hospitalidad y bandidos, donde el té es una forma de vida (allí todo se arregla con té) y el regateo la vida en sí misma (hasta se enfadan si no les regateas), pobreza y grandeza, un reino que se resiste a cambiar.

Foto Medina Tánger: Sergio Pixel
Foto panorámica Fez: Mariano Sanz Place
Foto: Assilah: Zonalibre.org

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 de agosto de 2012 en Africa, Sin categoría, Viajes

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas

A %d blogueros les gusta esto: