RSS

Palabras no…las palabras correctas.

10 Sep

Un compañero me dijo una vez: “a ti te prometería tantas cosas” y yo sonreí, pensando: “¡Qué me prometan cosas y se dejen justo las más importantes en el tintero!”.

Cuantas veces nos habrá pasado eso de encontrar a la persona que diríamos es el amor de nuestra vida y no hallamos la forma de satisfacerla completamente, de enamorarla y es que no vale con prometer la luna si a esa persona lo que le llena es un beso por la mañana y eso es justo lo que no le dices que vas a hacer.

O estamos esperando ese 10 en el examen que hemos preparado con tanto ahínco y no ponemos el número exacto o la palabra exacta que define el concepto con claridad y nuestros sueños se desvanecen por mucho que rodeemos el concepto y lo explicamos pero sin la palabra o el número conciso.

Esto es algo que me gusta de la poesía, que no existe un camino marcado, que puedes expresarte como quieras sin la rigurosidad extenuante encerrada en las palabras clave. Sin embargo, no hay nada peor que un literato meticuloso que no halle la palabra concreta para designar ese evento, emoción, sentimiento, sentido de la oración, etc, que busca y busca la palabra justa, para el hueco exacto.

¿Cómo hacer para sonsacar esa precisión en nuestro lenguaje? Ya no sólo de manera verbal o escrita sino también gesticular e incluso olfativa. Sí señores, lo que leen, nuestro cerebro también se desencanta ante cierto olores y por lo tanto como decía Kant: “yo soy yo y mis circunstancias”, así que no siempre estamos hechos para afrontar con éxito todos los retos de la vida, sino sólo aquellos en los que nuestra elocuencia y gracia particular, nos dejan una vía de escape a nuestra torpeza y podemos dar el DO de pecho.

Aún así, sigamos con las palabras correctas…más bien apropiadas…más bien esperadas y digo esto último con mucho sentido, ya que en la gran mayoría de las ocasiones, el tema central no es la palabra “correcta y concreta” sino la esperada, esa que tú quieres oír, esa que tú quieres ver escrita, esa que es la que te va a hacer tilín al pronunciarla, al rimarla, al escucharla;tus palabras que serán o no correctas, pero son las propias, porque son las tuyas, las que nacen de ti y las que te identifican como quien eres. Nuestras palabras tienen tanta vida propia, que por eso es que a través de ellas, somos capaces de compenetrarnos o no con otras personas, incluso sobre épocas y culturas ya que el idioma también evoluciona así los germanos, árabes, el renacimiento, las luces, cada uno aportando riqueza y diferentes formas de hablar y ahora también las bandas como grunges, rockeros, hippies, góticos y escalas sociales tales como pijos, paletos,chonis, es decir, cada uno tenemos en nuestra forma de expresarnos la virtud de darnos a conocer en gran profundidad de manera prácticamente intangible,rasgos de raza, sociedad,cultura se mezclan para decir las palabras adecuadas para nosotros y posiblemente erróneas para tantos otros.

No podemos ser adivinos a la hora de acertar con lo que esperan de nosotros, pero sí podemos obrar maravillas con nuestro lenguaje, para hacer de nosotros aquello que esperamos.

No debemos por lo tanto frustrarnos cuando no nos entendemos con alguien, posiblemente no estamos usando el mismo lenguaje, cambia de canal, de registro o simplemente acepta que somos diferentes y ahí está la grandeza del mundo.

El poder de las palabras y las palabras al poder.

Un saludo a todos,

Nesa Weiss

 
2 comentarios

Publicado por en 10 de septiembre de 2012 en Debate personal abierto

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 Respuestas a “Palabras no…las palabras correctas.

  1. Carmen

    10 de septiembre de 2012 at 21:40

    Si amiga mia, pero también hay mucho listo por el mundo tergiversando las palabras y contenidos, eludiendo así su responsabilidad por lo expresado.

     
    • Nesa Weiss

      11 de septiembre de 2012 at 8:54

      La responsabilidad frente a las palabras es efímera, ¡díselo a Rajoy! jajaja tienen la validez del momento, como quise expresar en la entrada de “corazón y éter”, ya que hay personas que se dejan llevar por las emociones y lo expresan tal cual, pero cambiamos de opinión o nos cambian las circunstancias y entonces las palabras se deshacen en el aire,creo que a todos nos ha pasado esto alguna vez, que nos hemos dicho eso de “bocazas”. No creo que haya que entender las palabras como cadenas, porque con ellas se juega, se miente, se dicen verdades sesgadas o no todas las verdades y se ocultan palabras tras los labios que no llegan a decirse pero están ahí en nuestra punta de la lengua,sino más bien, un medio para conocer a nuestro interlocutor. La responsabilidad antes viene por los hechos que por las palabras y en nuestro país, ni siquiera por los hechos ya que pocos políticos pagan por sus robos, estafas, etc. así es la coherencia de nuestra sociedad. Siempre será más fácil eludir la responsabilidad, que aceptar nuestras propias decisiones y hoy en día lo del sacrificio no está de moda😉

      Un abrazo,

      Nesa Weiss

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas

A %d blogueros les gusta esto: