RSS

San Antonio: soledad, animales,tentaciones y curas.

13 Sep

Todos los años, el 17 de Enero, en Madrid, sale la iglesia de San Antón llena de animales esperando los dueños para que sean bendecidas sus mascotas.
Me encantan los animales y también me encanta Dalí quien tiene un cuadro también referido a San Antonio, por lo que me dije:” vaya, tengo que saber qué ha hecho esta persona para inspirar de esta manera, quizá yo también me haga seguidora suya”.

Pues os cuento.

Fue un monje cristiano que fundó el movimiento eremítico, es decir, ermitaño. Nació en Egipto y por lo tanto al principio asistía allí a varias comunidades. Su fama de hombre santo y austero atrajo a numerosos discípulos, a los que organizó en un grupo de ermitaños junto a Pispir y otro en Arsínoe. Por ello, se le considera el fundador de la tradición monacal cristiana. Sin embargo, y pese al atractivo que su carisma ejercía, nunca optó por la vida en comunidad y se retiró al monte Colzim, cerca del Mar Rojo como ermitaño.

Abandonó su retiro en 311 para visitar Alejandría y predicar contra el arrianismo.

Tenía Pablo el Simple (San Jerónimo) 113 años y llevaba ya 90 en el desierto. Entonces San Antonio, que tenía 90 años y vivía en otro desierto – la región de la Tebaida estaba llena de anacoretas y cenobitas – tuvo el deseo de saber si habría algún otro anacoreta que viviese por aquellos agrestes parajes. Se sintió inspirado por Dios y desafiando las fieras que, según San Jerónimo, le salían al paso, caminó sin parar hasta dar con la cueva de Pablo. Así vencería la tentación de vanagloria al creer que no había en todo el desierto otro más antiguo y santo que él.

Una escena entrañable tuvo lugar entonces. Se abrazaron con ternura los dos ancianos, se saludaron por sus nombres, y pasaron muchas horas en oración y en santas conversaciones. En esto vieron llegar al cuervo con un pan entero en el pico. Admirado Pablo, dijo: Alabado sea Dios. Hace 60 años que este cuervo me trae medio pan cada día, pero hoy Jesucristo, en tu honor, ha doblado la ración. Demos gracias a Dios por su bondad.

Pablo anunció a Antonio – sigue la leyenda dorada – que estaba muy próxima su muerte, y le pidió que le trajese el manto de San Atanasio. Cuando Antonio volvía con el manto, vio subir al cielo el alma de Pablo, llena de esplendor. Llegó a la cueva, lo amortajó con el manto y, con la ayuda de dos leones que abrieron la sepultura, lo enterró (ahí su patronato sobre los sepultureros y los animales). Era el año 342.

Antonio se quedó con la túnica de Pablo, que luego vestía en las solemnidades.

De aquí supongo que San Atanasio y San Jerónimo contaron la historia de las tentaciones de San Antonio.

San Antonio Abad fue varias veces tentado por el demonio en el desierto. Siendo un ermitaño se ve tentado por la lujuria, el poder y la riqueza, fue el primer monje de la Cristiandad, que se retiró a una cueva del desierto egipcio para purificar su espíritu, lejos de las tentaciones mundanas.

“…Pero el demonio empezó a traerle temibles tentaciones. Le presentaba en la mente todo el gran bien que él podría haber hecho si en vez de repartir sus riquezas a los pobres las hubiera conservado para extender la religión. Y le mostraba lo antipática y fea que sería su futura vida de monje ermitaño. Trataba de que se sintiera descontento de la vocación a la cual Dios lo había llamado. Como no lograba desanimarlo, entonces el demonio le trajo las más desesperantes tentaciones contra la pureza. Le presentaba en la imaginación toda clase de imágenes impuras…”
“…Un día el demonio enfurecido porque no lograba vencerlo le dio un golpe tan violento que el santo quedó como muerto. Vino un amigo y creyéndolo ya cadáver se lo llevó a enterrar, pero cuando ya estaban disponiendo los funerales, él recobró el sentido y se volvió a su choza a orar y meditar. Allí le dijo a Nuestro Señor: ¿Adónde te habías ido mi buen Dios cuando el enemigo me atacaba tan duramente? Y una voz del cielo le respondió: Yo estaba presenciando tus combates y concediéndote fuerzas para resistir. Yo te protegeré siempre y en todas partes…”

Si pasamos a la representación en el arte os mostraré una lucha de titanes: Dalí y Ernst, ambos rondaban el mismo círculo y de hecho se dice que Dalí tuvo influencias de Ernst, aunque este último ganó el único concurso en el que Dalí se inscribió. A título personal diré, que ya me imagino a estos dos grandes en una taberna diciendo eso de: “a que no hay…para competir conmigo en esto” y aún más porque en los años previos al casamiento de Dalí con Gala,ella fue novia entre el 1922-1924 de Max Ernst, luego la batalla de genios estaba asegurada. Uno se quedó con la mujer y el otro con el galardón.

Ernst comentó alguna vez que San Antonio se mostraba en ella, clamando por auxilio, en las aguas anquilosadas de su alma decadente, y recibiendo como única respuesta los ecos de sus más profundos miedos: las irónicas risas de los engendros fugados de su propia fantasía.En La tentación de San Antonio, Ernst pinta al asceta con un hábito carmesí, padeciendo torturas indecibles por parte de monstruos extraídos su delirante interior. Tales criaturas son extraños híbridos de animales, plantas y seres humanos. Si bien el planteamiento de esta pintura tiene estrechas vinculaciones con el movimiento surrealista – al cual Ernst estuvo muy cercano, desde los años veinte y hasta el final de la década de los treinta del siglo XX – en realidad, La tentación de San Antonio, se relaciona más con la tradición de la pintura medieval alemana.No debemos olvidar que Ernst enriqueció la pintura con técnicas novedosas como el frottage, el grattage o la calcomanía, y en este cuadro se usa para dar dinamismo e imaginación la decalcomanía.

En 1945, Ernst resultó ganador en un concurso de dibujo organizado por una firma de cine estadounidense. El tema del certamen fue “La tentación de San Antonio”, con motivo de la cinta La vida privada de Bel-Ami del realizador Albert Lewin. La competición fue muy disputada: se sabe que en ella participó otro gran artista, el español Salvador Dalí y aquí os dejo con la pintura que él presentó y que a mi parecer es sublime, si consideramos el entorno en el que se desenvuelve aunque los dos cuadros son fantásticos.

Obra realizada en 1946 en el estudio que El Maestro ocupó por algunos días en el Restaurante Colony en New York.
Las tentaciones se encuentran en forma de un caballo, que se va acercando al santo en forma desafiante, con los cascos de las patas delanteras gastados y el hocico dirigido hacia un lado. Representa al Triunfo, por detrás, viene un primer elefante con un lomo que conlleva un pedestal de oro sobre el cual una mujer desnuda se balancea peligrosamente, es el Sexo, el terecer paquidermo transporta un obelisco, presumiblemente de material áureo, copiado por Dalí del que se encuentra en Roma, realizado por Bernini. Los 2 restantes animales llevan pesadamente unas edificaciones de apariencia veneciana, doradas, muy lujosas y finamente decoradas, de una de ellas por una ventana se observan los seno y abdómen de una mujer desnuda. Los 3 animales representan las Riquezas. En el horizonte, a lo lejos, en el extremo inferior derecho, otro elefante grotesco lleva cargando un enorme obelisco de color blanco y sobre la parte superior de éste, se insinúan unos nubarrones de los que se surge parte del edificio del Escorial, símbolo para El Artista de orden espiritual y temporal.Se obseva, más lejana, la representación de un padre con su hijo (llama la atención ésta imágen, ya que es frecuente en los diversos cuadros del autor durante ésta época, creo que es la representación de esa lejanía que tuvo el Artista con su padre). El terreno es árido, desértico, propicio para el contexto de la Obra.

En fin…sigamos con la vida de San Antonio y su fama.

Se cuenta también que en una ocasión se le acercó una jabalina con sus jabatos (que estaban ciegos), en actitud de súplica. Antonio curó la ceguera de los animales y desde entonces la madre no se separó de él y le defendió de cualquier alimaña que se acercara. Pero con el tiempo y por la idea de que el cerdo era un animal impuro se hizo costumbre de representarlo dominando la impureza y por esto le colocaban un cerdo domado a los pies, porque era vencedor de la impureza. Además, en la Edad Media para mantener los hospitales soltaban los animales y para que la gente no se los apropiara los pusieron bajo el patrocinio del famoso San Antonio, por lo que corría su fama. En la teología, colocar los animales junto a la figura de un cristiano era decir que esa persona había entrado en la vida bienaventurada, esto es, en el Cielo, puesto que dominaba la creación.

Se afirma que Antonio vivió hasta los 105 años, y que dio orden de que sus restos reposasen a su muerte en una tumba anónima. Sin embargo, alrededor de 561 sus reliquias fueron llevadas a Alejandría, donde fueron veneradas hasta alrededor del siglo XII, cuando fueron trasladadas a Constantinopla. La Orden de los Caballeros del Hospital de San Antonio, conocidos como Hospitalarios, fundada por esas fechas, se puso bajo su advocación. La iconografía lo refleja, representando con frecuencia a Antonio con el hábito negro de los Hospitalarios y la tau o la cruz egipcia que vino a ser el emblema como era conocido.
Tras la caída de Constantinopla, las reliquias de Antonio fueron llevadas a la provincia francesa del Delfinado, a una abadía que años después se hizo célebre bajo el nombre de Saint-Antoine-en-Viennois. La devoción por este santo llegó también a tierras valencianas, difundida por el obispo de Tortosa a principios del siglo XIV.
La orden de los antonianos se ha especializado desde el principio en la atención y cuidado de enfermos con dolencias contagiosas: peste, lepra, sarna, enfermedades venéreas y sobre todo el ergotismo, llamado también fuego de San Antón o fuego sacro o culebrilla. Se establecieron en varios puntos del Camino de Santiago, a las afueras de las ciudades, donde atendían a los peregrinos afectados.  El único remedio conocido en la Edad Media consistía en acudir en peregrinación a Santiago de Compostela y la explicación es sencilla: El ergotismo gangrenoso lo producía el consumo prolongado de pan de centeno contaminado por el hongo cornezuelo. El hospital del convento de San Antón de Castrojeriz curaba a los enfermos ofreciéndoles pan de trigo candeal.
El hábito de la orden es una túnica de sayal con capuchón y llevan siempre una cruz en forma de tau, como la de los templarios, que simboliza protección.

Durante la Edad Media además tenían la costumbre de dejar sus cerdos sueltos por las calles para que la gente les alimentara. Su carne se destinaba a los hospitales o se vendía para recaudar dinero para la atención de los enfermos. Es decir, que trasladándolo a hoy en día, el cerdo sería el cepillo de la iglesia y antiguamente en las fiestas populares el cerdo se dejaba suelto por el vecindario, siendo criado por todos y luego servía como pago a la liturgia y a los gastos de la fiesta.

Andalucía, Madrid, Islas Baleares, Murcia, Aragón, Principado de Andorra y América latina son los lugares donde más se venera a este santo y se realizan actos ceremoniales, que principalmente tienen relación: con el comer, el fuego y los animales y algunas rimas que se cantan con una buena carne al fuego:

“San Antón era un francés

que de Francia a España vino

y lo que tiene a los pies

es un hermoso tocino”.

“a hoguerica San Antón, el que no traiga leña, no comerá turrón”

Fiestas en Ejido a San Antón : http://www.alustante.com/tradiciones/sananton.htm

Viva nuestra cultura llena de historia!!!

Un saludo,

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 de septiembre de 2012 en cultura

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas

A %d blogueros les gusta esto: