RSS

Barcelona por descubrir I: Casa D’Infants y Plaça Bonsuccès y Vinçent Morell

06 Oct

Me encanta Barcelona y no sé porqué. El caso es que la encuentro fascinante y al igual que Madrid, me ha dado por intentar ir leyendo en sus paredes, la historia que me pueda contar.

Os voy a hablar de este edificio, que se sitúa a escasos metros de mi trabajo y por eso un día me quedé mirándolo, pensativa, diciendo eso de: ¿y tú de quién eres? Ya que es una parte del ayuntamiento del distrito de ciutat vella pero su fachada se sale totalmente de lo normal.

En ella se puede leer: “Casa D’Infants Orfes”

Paseando por el carrer de les ramelleres de pronto nos encontramos con esta fachada, que corresponde a la primera casa de acogida de toda Europa y que data de 1370.

Antiguamente había muchos motivos para dar a los hijos en acogida. La falta de métodos eficaces anticonceptivos, las duras condiciones económicas y sociales, la férrea moral religiosa que dictaminaba que no se podían tener hijos fuera del matrimonio, etc. Por aquel entonces, el barrio del Raval era una zona mayoritariamente poblada por centros religiosos, hospitales y casas de caridad rodeadas de marismas y campos de cultivo. Era pues un lugar donde una podía pasear de forma discreta y no ser vista por todos como era el caso del barrio de la Ribera al otro lado de la Rambla.

El torno que actualmente aún se conserva en la puerta tenía precisamente la función de garantizar la discreción a aquellas madres que no podían hacerse cargo de sus hijos. Al lado había una pequeña rendija para quien quisiera dejar limosnas (todavía visible)

La mayoría de las mujeres que debían dar a su hijo en adopción, evidentemente, normalmente no lo hacían con agrado y a menudo deseaban poder identificar a sus hijos en el futuro. Por este motivo, algunos de los niños eran marcados con señales en el muslo hechas con agujas de tejer o hierros candentes. Otro método eficaz de identificación era recordar exactamente el día y la hora en la que el niño había sido depositado en el torno, ya que al ser dejados, las dos Hermanas de la Caridad que lo llevaban al departamento les ponían un cordón alrededor del cuello con el número de orden y la fecha de llegada. Los niños un poco más mayores a menudo, si la madre sabía o conocía a alguien que supiera del tema, llevaban un papel con el nombre anotado.

Con el paso del tiempo, y sobre todo a partir del siglo XIX, dada la densificación del poblamiento del Raval, este dejó de ser un lugar discreto y aislado.Lo que antiguamente habían sido huertos de las floristas de la Rambla, transformábase ahora en una zona densamente poblada por obreros que venían a trabajar en la creciente industria de la ciudad. Según Ricard Suñé, por aquellos tiempos, aunque durante un tiempo la institución siguió funcionando, el torno dejó de tener sentido y fue tapiado. Ya que las madres dejaban a sus hijos directamente en la puerta, ahora rodeada de edificios. La nueva Barcelona que se había liberado de las murallas comenzaba a crecer de manera desenfrenada llegándose a unir a las antiguas villas del valle, y necesitaría de mejores y más grandes infraestructura para dar respuesta a las necesidades de los nuevos ciudadanos.

Fue entonces cuando se instaló en 1883 en la masía de Can Cavallé, la nueva Casa de Maternidad, justo al lado del campo nuevo, donde ahora se puede encontrar el IES Les Corts, conocido popularmente como “La Mater “.

Pues justo en frente de este edificio nos encontramos la plaça Vicenç Martorell, que se une a la Plaça Bonsuccès por este paso.

Esta plaza es “artificial”, es decir, abierta hace relativamente pocos años. Antes de la guerra, en el trozo de calle donde hoy se abre la plaza, el paso era bien estrecho: apenas podía pasar un coche grande ni un camión. Los lugareños cuentan que estirando los brazos, casi podías tocar las paredes de las casas situadas en ambos lados de la calle.

Plaza del Bonsuccés antes y ahora.

Plaça Vinçent Morell

Durante los bombardeos de Barcelona a lo largo de la guerra civil (1936-39), unos proyectiles impactaron con los edificios adosados ​​al antiguo convento del Bonsuccés perteneciente a frailes servitas y construido en el SXVII, destruyendo su mayor parte y dejándolos inservibles. Un incendio acabó de derribar los edificios de este lado de a pie, y el propio convento del Bonsuccés se salvó de milagro. Muchos vecinos del barrio lo atribuyeron a la intervención divina.

El ayuntamiento franquista decidió abrir un espacio público al vacío provocado por las bombas, y así nació la actual plaza de Vicenç Martorell, que tiene poco más de 50 años de antigüedad.
Pero ¿cuál era el objetivo de las bombas fascistas sobre la calle Ramelleres? La respuesta es fácil: en el espacio que actualmente ocupa la facultad de Geografía e Historia del Raval de la Universitat de Barcelona (UB), entre las calles Montalegre y Ramelleres estaba la planta de Energía Eléctrica de Cataluña (la actual FECSA), la principal fuente de suministro eléctrico de la ciudad de Barcelona. La aviación alemana e italiana quería destruir la planta de Energía Eléctrica de Cataluña para dejar a oscuras la ciudad de Barcelona y tratar de paralizar el tejido industrial y productivo de Barcelona. A pesar de los numerosos intentos, que cambiaron la fisonomía de la calle Ramelleres para siempre con la apertura involuntaria de la actual plaza de Vicenç Martorell, las fuerzas fascistas no lograron destruirla. Entonces la FECSA permaneció abierta y en funcionamiento durante un pilón de años: se hizo famosa por los continuos cortes eléctricos durante la posguerra. Pero el tiempo la dejó obsoleta, y en una bonita metáfora de la propia calle de las Ramelleres, dejó de producir energía eléctrica, para producir conocimiento, cultura e investigación en las aulas de la UB.

Ya os seguiré contando historias de Barna…

Un saludo,

Nesa Weiss

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.ctv.es/USERS/macavi/calles.htm

http://www.bdebarna.net/v2/mapa.php?mapa_id=54&historia=2616

http://totbarcelona.blogspot.com/2012/01/una-comparativa-plaza-del-buensuceso.html

L’Enciclopèdia.cat. Barcelona: Grup Enciclopèdia Catalana.

 
2 comentarios

Publicado por en 6 de octubre de 2012 en arte, cultura, España, Excursiones, Historia

 

Etiquetas: , , , , ,

2 Respuestas a “Barcelona por descubrir I: Casa D’Infants y Plaça Bonsuccès y Vinçent Morell

  1. Rafael

    14 de marzo de 2014 at 18:06

    Hola. Un tema muy interesante. Me gustaría saber en que año se empezó a construir la Plaça Bonsucces y en que año empezaron a funcionar los negocios que hay en ella como el Bar Castells.
    Muchas gracias. Un saludo

     
    • Nesa Weiss

      17 de octubre de 2016 at 21:29

      Hola Rafael…podría ser muy interesante dar esos datos. veré qué puedo hacer, si es que encuentro una fuente fiable, porque actualmente no estoy viviendo ya en Barcelona.
      Un saludo

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas

A %d blogueros les gusta esto: