RSS

Cambios

28 Oct

Esta semana pasada he estado un poco ausente debido a cambios importantes.

Me dijeron en el trabajo que me trasladaban y que eligiera cualquier ciudad fuera de Barcelona. Con asombroso optimismo decidí que no era tan grave, que cambiaría de aires y ya está, que en mi trabajo la palabra “seguridad” no existe y bueno, trabajamos para los refugiados por lo que esa palabra pierde un poco el sentido aquí escribiendo desde el calor de una casa tranquila, donde puedo pasear con bastante libertad sin arrepentirme de salir.

El caso es que de pronto,como dos días después de pensar en la ciudad de destino, me invadió la tristeza, pasaban ante mí todos los días trabajando hasta las tantas, todo mi esfuerzo de los últimos meses por levantar algo que se había caído por la inconstancia de un trabajo o un mal consejo en un momento determinado y después de tanto, llegar y ver que se te escapa de las manos, que ya no verás a la gente con la que hoy tomas una coca cola en la terraza o te ríes hablando de las últimas anécdotas del curro.¡Qué importantes somos las personas! Poneros en la situación, ¿qué sentiríais si de pronto os trasladan de provincia?¿qué es lo que más echaríais de menos?

No me importa el cambio, no le tengo miedo al hecho de trabajar en otra zona y empezar de cero, el caso es que me lo tomo como un reto más en esta vida que llevo, pero me duele ir dejando a las personas en ese camino, yo siempre lo digo, trabajo por refugiados, por gente que nunca llegaré a conocer, por lo que más aún me importa, la gente a la que conozco y trato de cuidarla todo lo posible.

Es muy curioso, como la ciudad también te va poco a poco absorbiendo. Recuerdo un día paseando hace un año por plaza Catalunya que le decía a un chico que no sentía todavía esa ciudad como mi “hogar” y sin embargo ahora, que he ido recorriendo sus calles en profundidad, recolectando anécdotas y empapándome de la cultura de aquí, me resulta difícil imaginarme viviendo en otro sitio sin echar de menos ese bullicio de La Rambla o el ruido de las olas por el paseo marítimo de La Barceloneta.

Madrid siempre será la ciudad donde nací y la que mi cuerpo reconoce como casa cuando llego, Trento para mí dejó una huella que cada año me gustaría poder repasar y Barcelona sin lugar a dudas es un sitio que difícilmente llegaría a abandonar, sin plantearme volver a vivir aquí algún día.

En esta semana pasada, he perdido mucho y ganado otro tanto, se han ido compañeros y he conocido nuevas caras, personas que van y vienen, pero al menos por el momento, sigo siendo una “barcelo-madrileña” más, a la que permiten seguir realizando sus sueños de un mundo mejor sin personas coartadas de libertades sin buscarlo, de niños inocentes sin infancia y otras características que día a día siento más profundamente y me hacen plantearme un futuro realmente incierto y a la vez me dan el punto de reto diario a mi vida cotidiana.

Un saludo,

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 de octubre de 2012 en Sin categoría

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas

A %d blogueros les gusta esto: