RSS

Cambios

Esta semana pasada he estado un poco ausente debido a cambios importantes.

Me dijeron en el trabajo que me trasladaban y que eligiera cualquier ciudad fuera de Barcelona. Con asombroso optimismo decidí que no era tan grave, que cambiaría de aires y ya está, que en mi trabajo la palabra “seguridad” no existe y bueno, trabajamos para los refugiados por lo que esa palabra pierde un poco el sentido aquí escribiendo desde el calor de una casa tranquila, donde puedo pasear con bastante libertad sin arrepentirme de salir.

El caso es que de pronto,como dos días después de pensar en la ciudad de destino, me invadió la tristeza, pasaban ante mí todos los días trabajando hasta las tantas, todo mi esfuerzo de los últimos meses por levantar algo que se había caído por la inconstancia de un trabajo o un mal consejo en un momento determinado y después de tanto, llegar y ver que se te escapa de las manos, que ya no verás a la gente con la que hoy tomas una coca cola en la terraza o te ríes hablando de las últimas anécdotas del curro.¡Qué importantes somos las personas! Poneros en la situación, ¿qué sentiríais si de pronto os trasladan de provincia?¿qué es lo que más echaríais de menos?

No me importa el cambio, no le tengo miedo al hecho de trabajar en otra zona y empezar de cero, el caso es que me lo tomo como un reto más en esta vida que llevo, pero me duele ir dejando a las personas en ese camino, yo siempre lo digo, trabajo por refugiados, por gente que nunca llegaré a conocer, por lo que más aún me importa, la gente a la que conozco y trato de cuidarla todo lo posible.

Es muy curioso, como la ciudad también te va poco a poco absorbiendo. Recuerdo un día paseando hace un año por plaza Catalunya que le decía a un chico que no sentía todavía esa ciudad como mi “hogar” y sin embargo ahora, que he ido recorriendo sus calles en profundidad, recolectando anécdotas y empapándome de la cultura de aquí, me resulta difícil imaginarme viviendo en otro sitio sin echar de menos ese bullicio de La Rambla o el ruido de las olas por el paseo marítimo de La Barceloneta.

Madrid siempre será la ciudad donde nací y la que mi cuerpo reconoce como casa cuando llego, Trento para mí dejó una huella que cada año me gustaría poder repasar y Barcelona sin lugar a dudas es un sitio que difícilmente llegaría a abandonar, sin plantearme volver a vivir aquí algún día.

En esta semana pasada, he perdido mucho y ganado otro tanto, se han ido compañeros y he conocido nuevas caras, personas que van y vienen, pero al menos por el momento, sigo siendo una “barcelo-madrileña” más, a la que permiten seguir realizando sus sueños de un mundo mejor sin personas coartadas de libertades sin buscarlo, de niños inocentes sin infancia y otras características que día a día siento más profundamente y me hacen plantearme un futuro realmente incierto y a la vez me dan el punto de reto diario a mi vida cotidiana.

Un saludo,

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 28 de octubre de 2012 en Sin categoría

 

Colores

Lluvia de colores cae sobre mi piel,

sin saber cual de ellos se va a imponer,

sólo sé que inconscientemente levantan mi ser

y sin quererlo, rozan algunos, el sabor a hiel.

Pequeña y ácida experiencia,

¡agridulce tal vez!,

cuando alguno de los colores decida,

quedarse impregnado en mi tez.

Pudo ser, blanco o negro, ¡amarillo según el gen!

No me mantengan ahora prisionero,

de quien no me supo querer

y por lo tanto no me dio en su momento,

el color a escoger.

¡Qué gracia me hace la poesía,

hablando de colores de piel,

cuando el color de tus ojos,

es lo que me gustaría ver!

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 12 de octubre de 2012 en Poesía

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Lunes y cualquiera…

Salgo de la oficina y ya sabía que era un aire diferente, aunque no sabía muy bien por qué. Es lo que puede pasar tras un día de 16h de jornada con parón de 10 min para comer una rápida hamburguesa en el Burguer King por 3,30€.

Salgo del portal con mi propio olor a sudor de oficina y la calle estaba desierta, silenciosa…con el bullicio que acostumbra a tener la plaza Bonsuccès, se me hace raro tanta paz y mientras recorro lenta la calle de Les Ramelleres, miro el agujero del torno del antiguo orfanato del que me estuve documentando el otro día; ahora casi me transportaba a otra época.

Subiendo por Tallers, los olores a sucio y las máquinas del basurero municipal mojándolo todo, haciendo de aquel olor más penetrante si se pudiera una mezcla de suero insalubre,me hacía pensar en aquellas fotos del campamento de Afganistán que hacía poco había visto con todas las basuras tiradas en un terraplén porque no había pasta para limpieza, desembocando en más enfermedades y contaminación, para el esquelético y famélico campamento.

Unos hombres me miran borrachos desde la plaza de la universidad, les devuelvo la mirada insulsa, apagada por el cansancio de todo el día y sin quererlo se me acelera un poco el corazón al sentir unos pasos detrás mía. Mantengo la calma, me relajo…sólo son borrachos en paro que ahogan sus penas para no pensar en la miseria que les rodea, pero si ellos hubieran visto las fotos de miseria de Mali, entonces quizá beberían para olvidar las caras de esos niños moribundos llenos de moscas al borde de la muerte por una gota de agua de canaletas.

Al llegar por fin a la parada del bus, un aroma a Marihuana fresca inunda el aire, es tan intenso que hasta creía que la podía mascar. Intento apartarme del foco, pero es como si se me agarrara a la ropa con desesperación, como si sus brazos rodeasen mis fosas nasales y se adentraran hasta mi garganta, empiezo a asfixiarme dentro de aquel sustrato.

Llega el bus para salvarme…para dejarme en brazos de la noche, tumbada en mi cama, pensando que en unas horas se levanta el alba y mañana será una nueva experiencia de vida.

Bona nit a todos!!

Trabajo tanto porque ni lo pienso,espero con mi sudor alimentarles la esperanza a ellos y con eso me alimento a mí misma…¡es un círculo vicioso!

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 de octubre de 2012 en arte, Sin categoría

 

Barcelona por descubrir I: Casa D’Infants y Plaça Bonsuccès y Vinçent Morell

Me encanta Barcelona y no sé porqué. El caso es que la encuentro fascinante y al igual que Madrid, me ha dado por intentar ir leyendo en sus paredes, la historia que me pueda contar.

Os voy a hablar de este edificio, que se sitúa a escasos metros de mi trabajo y por eso un día me quedé mirándolo, pensativa, diciendo eso de: ¿y tú de quién eres? Ya que es una parte del ayuntamiento del distrito de ciutat vella pero su fachada se sale totalmente de lo normal.

En ella se puede leer: “Casa D’Infants Orfes”

Paseando por el carrer de les ramelleres de pronto nos encontramos con esta fachada, que corresponde a la primera casa de acogida de toda Europa y que data de 1370.

Antiguamente había muchos motivos para dar a los hijos en acogida. La falta de métodos eficaces anticonceptivos, las duras condiciones económicas y sociales, la férrea moral religiosa que dictaminaba que no se podían tener hijos fuera del matrimonio, etc. Por aquel entonces, el barrio del Raval era una zona mayoritariamente poblada por centros religiosos, hospitales y casas de caridad rodeadas de marismas y campos de cultivo. Era pues un lugar donde una podía pasear de forma discreta y no ser vista por todos como era el caso del barrio de la Ribera al otro lado de la Rambla.

El torno que actualmente aún se conserva en la puerta tenía precisamente la función de garantizar la discreción a aquellas madres que no podían hacerse cargo de sus hijos. Al lado había una pequeña rendija para quien quisiera dejar limosnas (todavía visible)

La mayoría de las mujeres que debían dar a su hijo en adopción, evidentemente, normalmente no lo hacían con agrado y a menudo deseaban poder identificar a sus hijos en el futuro. Por este motivo, algunos de los niños eran marcados con señales en el muslo hechas con agujas de tejer o hierros candentes. Otro método eficaz de identificación era recordar exactamente el día y la hora en la que el niño había sido depositado en el torno, ya que al ser dejados, las dos Hermanas de la Caridad que lo llevaban al departamento les ponían un cordón alrededor del cuello con el número de orden y la fecha de llegada. Los niños un poco más mayores a menudo, si la madre sabía o conocía a alguien que supiera del tema, llevaban un papel con el nombre anotado.

Con el paso del tiempo, y sobre todo a partir del siglo XIX, dada la densificación del poblamiento del Raval, este dejó de ser un lugar discreto y aislado.Lo que antiguamente habían sido huertos de las floristas de la Rambla, transformábase ahora en una zona densamente poblada por obreros que venían a trabajar en la creciente industria de la ciudad. Según Ricard Suñé, por aquellos tiempos, aunque durante un tiempo la institución siguió funcionando, el torno dejó de tener sentido y fue tapiado. Ya que las madres dejaban a sus hijos directamente en la puerta, ahora rodeada de edificios. La nueva Barcelona que se había liberado de las murallas comenzaba a crecer de manera desenfrenada llegándose a unir a las antiguas villas del valle, y necesitaría de mejores y más grandes infraestructura para dar respuesta a las necesidades de los nuevos ciudadanos.

Fue entonces cuando se instaló en 1883 en la masía de Can Cavallé, la nueva Casa de Maternidad, justo al lado del campo nuevo, donde ahora se puede encontrar el IES Les Corts, conocido popularmente como “La Mater “.

Pues justo en frente de este edificio nos encontramos la plaça Vicenç Martorell, que se une a la Plaça Bonsuccès por este paso.

Esta plaza es “artificial”, es decir, abierta hace relativamente pocos años. Antes de la guerra, en el trozo de calle donde hoy se abre la plaza, el paso era bien estrecho: apenas podía pasar un coche grande ni un camión. Los lugareños cuentan que estirando los brazos, casi podías tocar las paredes de las casas situadas en ambos lados de la calle.

Plaza del Bonsuccés antes y ahora.

Plaça Vinçent Morell

Durante los bombardeos de Barcelona a lo largo de la guerra civil (1936-39), unos proyectiles impactaron con los edificios adosados ​​al antiguo convento del Bonsuccés perteneciente a frailes servitas y construido en el SXVII, destruyendo su mayor parte y dejándolos inservibles. Un incendio acabó de derribar los edificios de este lado de a pie, y el propio convento del Bonsuccés se salvó de milagro. Muchos vecinos del barrio lo atribuyeron a la intervención divina.

El ayuntamiento franquista decidió abrir un espacio público al vacío provocado por las bombas, y así nació la actual plaza de Vicenç Martorell, que tiene poco más de 50 años de antigüedad.
Pero ¿cuál era el objetivo de las bombas fascistas sobre la calle Ramelleres? La respuesta es fácil: en el espacio que actualmente ocupa la facultad de Geografía e Historia del Raval de la Universitat de Barcelona (UB), entre las calles Montalegre y Ramelleres estaba la planta de Energía Eléctrica de Cataluña (la actual FECSA), la principal fuente de suministro eléctrico de la ciudad de Barcelona. La aviación alemana e italiana quería destruir la planta de Energía Eléctrica de Cataluña para dejar a oscuras la ciudad de Barcelona y tratar de paralizar el tejido industrial y productivo de Barcelona. A pesar de los numerosos intentos, que cambiaron la fisonomía de la calle Ramelleres para siempre con la apertura involuntaria de la actual plaza de Vicenç Martorell, las fuerzas fascistas no lograron destruirla. Entonces la FECSA permaneció abierta y en funcionamiento durante un pilón de años: se hizo famosa por los continuos cortes eléctricos durante la posguerra. Pero el tiempo la dejó obsoleta, y en una bonita metáfora de la propia calle de las Ramelleres, dejó de producir energía eléctrica, para producir conocimiento, cultura e investigación en las aulas de la UB.

Ya os seguiré contando historias de Barna…

Un saludo,

Nesa Weiss

BIBLIOGRAFÍA:

http://www.ctv.es/USERS/macavi/calles.htm

http://www.bdebarna.net/v2/mapa.php?mapa_id=54&historia=2616

http://totbarcelona.blogspot.com/2012/01/una-comparativa-plaza-del-buensuceso.html

L’Enciclopèdia.cat. Barcelona: Grup Enciclopèdia Catalana.

 
2 comentarios

Publicado por en 6 de octubre de 2012 en arte, cultura, España, Excursiones, Historia

 

Etiquetas: , , , , ,

Tham Hin – Segundas oportunidades en Tailandia

Hola a todos:

He estado en el campamento de refugiados de Tham Hin Tailandia, por eso he estado más desconectada de lo habitual, a parte de la cantidad de trabajo que he tenido desde entonces.

No os voy a describir la problemática en sí que tiene, ya que he hecho un vídeo “casero” es decir, no os esperéis que hable mejor de lo que lo hago en persona, ya que lo he montado en poco tiempo, pero supongo que da una visión general de aquello: drogas, esclavitud, colonia, guerrillas, premios noble de la paz, dictadura, golpes de estado, el triángulo dorado, Unocal y el oleoducto de Yadana, los niños soldado, etc.

No. Aquí os voy a comentar. antes de dar paso al vídeo lo que yo he percibido allí. Y lo que ha sido, es un aire de tranquilidad, de satisfacción por alcanzar la seguridad y la estabilidad necesaria para sacar la familia adelante en una condiciones mínimas de humanidad, en otras palabras, he sentido la alegría de la segunda oportunidad que tantos pedimos y en este caso, se les cumple y llega.

Es difícil imaginarnos desde el sofá de casa, viendo el vídeo, lo que es irte cada mañana al trabajo y al dar un beso a tus hijos, pensar que puede ser el último de tú vida, porque a la vuelta de la esquina un guerrillero te pega un tiroo te esclaviza, por estar donde no debes a la hora que no debes. Y aquí es de lo que se huye, de esa angustia diaria. Llegan tras unos días andando a uno de los 9 campamentos repartidos por la frontera con Tailandia y encuentras un lugar de PAZ. Un sitio del que si bien ahora mismo no podrán salir porque el gobierno Tailandés no los acoge, sí que podrán criar a sus hijos sin miedo al secuestro, a las violaciones o a la esclavitud. Es esa segunda oportunidad a la que se enfrentan al salir de sus casas y a la que estos 140000 refugiados actuales de nuestros campamentos, les han podido dar un techo, alimento, agua y un medio de vida dentro del campamento. No quieren salir, excepto aquellos ya ancianos, que desearían morir en su tierra y ya no les importa mucho su final.

Ojalá tuvieran una segunda oportunidad así todas las personas desamparadas del mundo. Realmente ACNUR (UNHCR) ha hecho un gran trabajo allí, ayudado también por otras entidades que le ayudan a mantener el campamento. Mi enhorabuena a todos ellos por el esfuerzo.

OPORTUNIDAD preciosa palabra…

 

Espero que os guste.

Un saludo,

 

Nesa Weiss

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 de octubre de 2012 en Asia, cultura, Historia, Viajes

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Circuito en Bici por Alpujarra y Sierra Nevada (II) : La Peza y Sierra Nevada

Día 2: Aldeire – La Peza unos 50km y un desnivel de unos 600m

Empezamos la mañana desandando el camino desde el hotel rural hasta Calahorra y echamos un último vistazo al castillo, ahí quedaba detrás nuestro, un pedazo de historia en pié.

El recorrido se hizo muy agradable, incluso te encuentras con una recta kilométrica en un llano real donde los metros resbalan por las ruedas y la melena se la lleva el viento casi sin esfuerzo, luego una ligera bajada hasta llegar a Guadix. Y allí empezamos a descubrir fachadas incrustadas en la tierra, que te venían a hablar de las famosas cuevas de aquella tierra.

 

 

 

 

 

 

 

Lo cierto es que después de haber visto las cuevas de Matmata en Tunez, esto es casi de lujo. En tunez apreciabas el lugar donde estaba excavada la cueva, porque encontrabas las parabólicas de la televisión en medio de la nada, aquí sin embargo tenías las fachadas o los jardines exteriores de la cueva, y lo que se veían sobre la tierra amarillenta eran las salidas de humos de las chimeneas, pintaditas de blanco…

Foto Manuel Cascales Guindos del Pais.com

Nos pararnos a comprar unos melocotones en un puesto de la carretera de los Arcos, ya camino de La Peza y tras pasar Purullena, empezamos a subir. En este páramo desértico, encontrabas escondido entre los erosionados montículos, un oasis vegetal. Un contraste exquisito en estas tierras granaínas.

Desde la carretera, una vez hemos salido de los callejones de tierra, podemos vislumbrar algunas gotas del pantano de Francisco Abellán.

Desde este pantano, de reciente construcción (1998) se puede ver la comarca de Purullena, que es troglodita y se pueden realizar deportes naúticos, bañarse, pesca, etc.

En La Peza llegamos a nuestro destino, una casa rural que tuvimos que buscarnos donde nos dejaran estar con las bicis, os aconsejo llamar a Izab. Fue el más barato y nos trataron muy bien.

Día 3: La Peza – Carretera de Sierra nevada (El intermedio) : unos 56km y unos 1200m de desnivel

Empieza el día con una subidita al puerto de los blancares, en el camino encontramos alguna cantera de cal, tan característica por ese color blanquecino de la tierra y adivino que de ahí el nombre del puerto.

 

Tras la subida al puerto de los blancares 1297m pasamos a buscar Quentar en un rápido descenso, ¡cuidado con las cabritas que se cruzan sin avisar!

El embalse es realmente una maravilla de aguas verde-azuladas que discurre entre callejones, entre ellos caben destacar el Cerro de los Bermejales, Cuesta del Azafrán, el Tajo del Castillo o el Barranco del Álamo…se encuentra a 3km de Güejar Sierra y a 19km de Granada.

Una vez pasado este embalse y comenzar la subida hacia Güejar Sierra, nos tropezamos con otro embalse

Foto del blog living granada

 

La subida hasta Güejar Sierra se hace un pelín dura al principio, pero es llevadera. Quizá lo peor que yo llevaba eran los coches, ya que esta parte de la ruta era bastante transitada.

En el camino, un cartel haciendo alusión a la mala política de nuestro país, es raro no ver ningún cartel de estos a lo largo y ancho de la España actual.

Hicimos un alto para beber de una fuente que decía era un manantial y por lo tanto el agua era no clorada, la verdad es que si me dicen que es un manantial y el agua está tratada, mucho me temo que no bebería de un manantial tan raro…

 

Proseguimos el viaje, y tenemos dos opciones: la corta y empinada o la larga y menos dura. Como nosotros somos de ir al grano, decidimos la vía masoca de ir por la corta. Para ello en Güejar Sierra bajas hasta el río y ahí empieza el ascenso camino de Sierra Nevada. las rampas que encontramos son casi del 20%, que el coche de apoyo, subía en primera y casi no subía en algunos momentos. Son unos 600-700m de desnivel que deseas morir y sobre todo si vas a eso de las 13:00 que ya el sol pica con ganas y a penas sí había un atisbo de sombra.

Al llegar al desvío que pone Sierra Nevada, se deja a la izquierda el camino y se continúa subiendo hasta llegar a lo alto desde donde se aprecia Güejar sierra a lo lejos y a la izquierda se intuye la carretera que lleva a Prado Llano, la estación de esquí de Sierra Nevada

Desde aquí ya veíamos nuestro hostal “El Desvío”, el del tejado verde en medio de la carretera de subida, que mañana nos llevaría hasta casi lo alto del Veleta.

Nada entra tan bien, como una tarta triple chocolate, tras un plato alpujarreño, después de la paliza.Os recomiendo esta tarta casera que hace la mujer del dueño y con lo golosa que soy, sé lo que me digo cuando aconsejo para los chocolateros, pedir un trocito de cielo como este…

 

Espero estas etapas os hayan gustado.

 

Un saludo,

 

Nesa Weiss

 

 

 

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

San Antonio: soledad, animales,tentaciones y curas.

Todos los años, el 17 de Enero, en Madrid, sale la iglesia de San Antón llena de animales esperando los dueños para que sean bendecidas sus mascotas.
Me encantan los animales y también me encanta Dalí quien tiene un cuadro también referido a San Antonio, por lo que me dije:” vaya, tengo que saber qué ha hecho esta persona para inspirar de esta manera, quizá yo también me haga seguidora suya”.

Pues os cuento.

Fue un monje cristiano que fundó el movimiento eremítico, es decir, ermitaño. Nació en Egipto y por lo tanto al principio asistía allí a varias comunidades. Su fama de hombre santo y austero atrajo a numerosos discípulos, a los que organizó en un grupo de ermitaños junto a Pispir y otro en Arsínoe. Por ello, se le considera el fundador de la tradición monacal cristiana. Sin embargo, y pese al atractivo que su carisma ejercía, nunca optó por la vida en comunidad y se retiró al monte Colzim, cerca del Mar Rojo como ermitaño.

Abandonó su retiro en 311 para visitar Alejandría y predicar contra el arrianismo.

Tenía Pablo el Simple (San Jerónimo) 113 años y llevaba ya 90 en el desierto. Entonces San Antonio, que tenía 90 años y vivía en otro desierto – la región de la Tebaida estaba llena de anacoretas y cenobitas – tuvo el deseo de saber si habría algún otro anacoreta que viviese por aquellos agrestes parajes. Se sintió inspirado por Dios y desafiando las fieras que, según San Jerónimo, le salían al paso, caminó sin parar hasta dar con la cueva de Pablo. Así vencería la tentación de vanagloria al creer que no había en todo el desierto otro más antiguo y santo que él.

Una escena entrañable tuvo lugar entonces. Se abrazaron con ternura los dos ancianos, se saludaron por sus nombres, y pasaron muchas horas en oración y en santas conversaciones. En esto vieron llegar al cuervo con un pan entero en el pico. Admirado Pablo, dijo: Alabado sea Dios. Hace 60 años que este cuervo me trae medio pan cada día, pero hoy Jesucristo, en tu honor, ha doblado la ración. Demos gracias a Dios por su bondad.

Pablo anunció a Antonio – sigue la leyenda dorada – que estaba muy próxima su muerte, y le pidió que le trajese el manto de San Atanasio. Cuando Antonio volvía con el manto, vio subir al cielo el alma de Pablo, llena de esplendor. Llegó a la cueva, lo amortajó con el manto y, con la ayuda de dos leones que abrieron la sepultura, lo enterró (ahí su patronato sobre los sepultureros y los animales). Era el año 342.

Antonio se quedó con la túnica de Pablo, que luego vestía en las solemnidades.

De aquí supongo que San Atanasio y San Jerónimo contaron la historia de las tentaciones de San Antonio.

San Antonio Abad fue varias veces tentado por el demonio en el desierto. Siendo un ermitaño se ve tentado por la lujuria, el poder y la riqueza, fue el primer monje de la Cristiandad, que se retiró a una cueva del desierto egipcio para purificar su espíritu, lejos de las tentaciones mundanas.

“…Pero el demonio empezó a traerle temibles tentaciones. Le presentaba en la mente todo el gran bien que él podría haber hecho si en vez de repartir sus riquezas a los pobres las hubiera conservado para extender la religión. Y le mostraba lo antipática y fea que sería su futura vida de monje ermitaño. Trataba de que se sintiera descontento de la vocación a la cual Dios lo había llamado. Como no lograba desanimarlo, entonces el demonio le trajo las más desesperantes tentaciones contra la pureza. Le presentaba en la imaginación toda clase de imágenes impuras…”
“…Un día el demonio enfurecido porque no lograba vencerlo le dio un golpe tan violento que el santo quedó como muerto. Vino un amigo y creyéndolo ya cadáver se lo llevó a enterrar, pero cuando ya estaban disponiendo los funerales, él recobró el sentido y se volvió a su choza a orar y meditar. Allí le dijo a Nuestro Señor: ¿Adónde te habías ido mi buen Dios cuando el enemigo me atacaba tan duramente? Y una voz del cielo le respondió: Yo estaba presenciando tus combates y concediéndote fuerzas para resistir. Yo te protegeré siempre y en todas partes…”

Si pasamos a la representación en el arte os mostraré una lucha de titanes: Dalí y Ernst, ambos rondaban el mismo círculo y de hecho se dice que Dalí tuvo influencias de Ernst, aunque este último ganó el único concurso en el que Dalí se inscribió. A título personal diré, que ya me imagino a estos dos grandes en una taberna diciendo eso de: “a que no hay…para competir conmigo en esto” y aún más porque en los años previos al casamiento de Dalí con Gala,ella fue novia entre el 1922-1924 de Max Ernst, luego la batalla de genios estaba asegurada. Uno se quedó con la mujer y el otro con el galardón.

Ernst comentó alguna vez que San Antonio se mostraba en ella, clamando por auxilio, en las aguas anquilosadas de su alma decadente, y recibiendo como única respuesta los ecos de sus más profundos miedos: las irónicas risas de los engendros fugados de su propia fantasía.En La tentación de San Antonio, Ernst pinta al asceta con un hábito carmesí, padeciendo torturas indecibles por parte de monstruos extraídos su delirante interior. Tales criaturas son extraños híbridos de animales, plantas y seres humanos. Si bien el planteamiento de esta pintura tiene estrechas vinculaciones con el movimiento surrealista – al cual Ernst estuvo muy cercano, desde los años veinte y hasta el final de la década de los treinta del siglo XX – en realidad, La tentación de San Antonio, se relaciona más con la tradición de la pintura medieval alemana.No debemos olvidar que Ernst enriqueció la pintura con técnicas novedosas como el frottage, el grattage o la calcomanía, y en este cuadro se usa para dar dinamismo e imaginación la decalcomanía.

En 1945, Ernst resultó ganador en un concurso de dibujo organizado por una firma de cine estadounidense. El tema del certamen fue “La tentación de San Antonio”, con motivo de la cinta La vida privada de Bel-Ami del realizador Albert Lewin. La competición fue muy disputada: se sabe que en ella participó otro gran artista, el español Salvador Dalí y aquí os dejo con la pintura que él presentó y que a mi parecer es sublime, si consideramos el entorno en el que se desenvuelve aunque los dos cuadros son fantásticos.

Obra realizada en 1946 en el estudio que El Maestro ocupó por algunos días en el Restaurante Colony en New York.
Las tentaciones se encuentran en forma de un caballo, que se va acercando al santo en forma desafiante, con los cascos de las patas delanteras gastados y el hocico dirigido hacia un lado. Representa al Triunfo, por detrás, viene un primer elefante con un lomo que conlleva un pedestal de oro sobre el cual una mujer desnuda se balancea peligrosamente, es el Sexo, el terecer paquidermo transporta un obelisco, presumiblemente de material áureo, copiado por Dalí del que se encuentra en Roma, realizado por Bernini. Los 2 restantes animales llevan pesadamente unas edificaciones de apariencia veneciana, doradas, muy lujosas y finamente decoradas, de una de ellas por una ventana se observan los seno y abdómen de una mujer desnuda. Los 3 animales representan las Riquezas. En el horizonte, a lo lejos, en el extremo inferior derecho, otro elefante grotesco lleva cargando un enorme obelisco de color blanco y sobre la parte superior de éste, se insinúan unos nubarrones de los que se surge parte del edificio del Escorial, símbolo para El Artista de orden espiritual y temporal.Se obseva, más lejana, la representación de un padre con su hijo (llama la atención ésta imágen, ya que es frecuente en los diversos cuadros del autor durante ésta época, creo que es la representación de esa lejanía que tuvo el Artista con su padre). El terreno es árido, desértico, propicio para el contexto de la Obra.

En fin…sigamos con la vida de San Antonio y su fama.

Se cuenta también que en una ocasión se le acercó una jabalina con sus jabatos (que estaban ciegos), en actitud de súplica. Antonio curó la ceguera de los animales y desde entonces la madre no se separó de él y le defendió de cualquier alimaña que se acercara. Pero con el tiempo y por la idea de que el cerdo era un animal impuro se hizo costumbre de representarlo dominando la impureza y por esto le colocaban un cerdo domado a los pies, porque era vencedor de la impureza. Además, en la Edad Media para mantener los hospitales soltaban los animales y para que la gente no se los apropiara los pusieron bajo el patrocinio del famoso San Antonio, por lo que corría su fama. En la teología, colocar los animales junto a la figura de un cristiano era decir que esa persona había entrado en la vida bienaventurada, esto es, en el Cielo, puesto que dominaba la creación.

Se afirma que Antonio vivió hasta los 105 años, y que dio orden de que sus restos reposasen a su muerte en una tumba anónima. Sin embargo, alrededor de 561 sus reliquias fueron llevadas a Alejandría, donde fueron veneradas hasta alrededor del siglo XII, cuando fueron trasladadas a Constantinopla. La Orden de los Caballeros del Hospital de San Antonio, conocidos como Hospitalarios, fundada por esas fechas, se puso bajo su advocación. La iconografía lo refleja, representando con frecuencia a Antonio con el hábito negro de los Hospitalarios y la tau o la cruz egipcia que vino a ser el emblema como era conocido.
Tras la caída de Constantinopla, las reliquias de Antonio fueron llevadas a la provincia francesa del Delfinado, a una abadía que años después se hizo célebre bajo el nombre de Saint-Antoine-en-Viennois. La devoción por este santo llegó también a tierras valencianas, difundida por el obispo de Tortosa a principios del siglo XIV.
La orden de los antonianos se ha especializado desde el principio en la atención y cuidado de enfermos con dolencias contagiosas: peste, lepra, sarna, enfermedades venéreas y sobre todo el ergotismo, llamado también fuego de San Antón o fuego sacro o culebrilla. Se establecieron en varios puntos del Camino de Santiago, a las afueras de las ciudades, donde atendían a los peregrinos afectados.  El único remedio conocido en la Edad Media consistía en acudir en peregrinación a Santiago de Compostela y la explicación es sencilla: El ergotismo gangrenoso lo producía el consumo prolongado de pan de centeno contaminado por el hongo cornezuelo. El hospital del convento de San Antón de Castrojeriz curaba a los enfermos ofreciéndoles pan de trigo candeal.
El hábito de la orden es una túnica de sayal con capuchón y llevan siempre una cruz en forma de tau, como la de los templarios, que simboliza protección.

Durante la Edad Media además tenían la costumbre de dejar sus cerdos sueltos por las calles para que la gente les alimentara. Su carne se destinaba a los hospitales o se vendía para recaudar dinero para la atención de los enfermos. Es decir, que trasladándolo a hoy en día, el cerdo sería el cepillo de la iglesia y antiguamente en las fiestas populares el cerdo se dejaba suelto por el vecindario, siendo criado por todos y luego servía como pago a la liturgia y a los gastos de la fiesta.

Andalucía, Madrid, Islas Baleares, Murcia, Aragón, Principado de Andorra y América latina son los lugares donde más se venera a este santo y se realizan actos ceremoniales, que principalmente tienen relación: con el comer, el fuego y los animales y algunas rimas que se cantan con una buena carne al fuego:

“San Antón era un francés

que de Francia a España vino

y lo que tiene a los pies

es un hermoso tocino”.

“a hoguerica San Antón, el que no traiga leña, no comerá turrón”

Fiestas en Ejido a San Antón : http://www.alustante.com/tradiciones/sananton.htm

Viva nuestra cultura llena de historia!!!

Un saludo,

Nesa Weiss

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 de septiembre de 2012 en cultura

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
Cazadebunkers.com

Descubre a los desinformadores profesionales

en Bici voy "international cycling community"

Tu comunidad ciclista internacional, encontrarás entrevistas, noticias, revisiones de productos, eventos y mucho más.

Licencia Libertaria

La Libertad derecho de todo poeta a no sujetarse a las estrictas reglas gramaticales o prosódicas